¿Cómo funcionan los swaps de divisas?

Como su nombre lo indica, un swap de divisas es el intercambio de divisas entre dos partes.

Mientras que la idea de un swap por definición normalmente se refiere a un simple intercambio de propiedad o activos entre partes, un swap de divisas también involucra las condiciones que determinan el valor del tipo de cambio de cada moneda y el entorno de las tasas de interés de los países que las han emitido.

Un Intercambio Bidireccional

En una operación de swap de divisas, las partes involucradas acuerdan bajo un contrato intercambiar lo siguiente: el monto principal de un préstamo en una moneda y el interés aplicable durante un período de tiempo específico por un monto correspondiente.

Los swaps de divisas se utilizan a menudo para intercambiar pagos a tipo de interés fijo de la deuda en vez de pagos a tipo variable; es decir, los pagos de la deuda pueden variar dependiendo del movimiento ascendente o descendente de las tasas de interés.[1]

Cada lado del intercambio se conoce como contraparte.

En una transacción típica de swap de una moneda supongamos que hay dos partes. La primera parte toma prestada una cantidad específica de una moneda extranjera de la contraparte al tipo de cambio vigente, pero para evitar la depreciación o apreciación de la moneda por lo que pueda suceder en un futuro o cambios en el tipo de interés las dos partes firman un acuerdo donde se establecerá un tipo de cambio e interés fijo.

Pongamos un ejemplo simple para que se pueda entender más fácilmente:

Imagina que una empresa española quiere abrir una fábrica en Estados Unidos. Para ello necesita dólares para llevar a cabo su construcción y todo el desarrollo que conlleva la fábrica, así es que acude a un banco español para solicitar el préstamo en dólares. El banco español para poder satisfacer a su cliente sin quedarse expuesto a las fluctuaciones de los mercados de divisas cubre ese préstamo con un swap de divisas formalizado con un banco estadounidense.

Ventajas del Swap de divisas

Los beneficios para un participante en dicha operación pueden incluir obtener financiamiento a una tasa de interés más baja que la disponible en el mercado local y fijar una tasa de cambio predeterminada para el servicio de una obligación de deuda en una moneda extranjera.

Los swaps de divisas fueron desarrollados por primera vez por instituciones financieras en el Reino Unido en la década de 1970 como una forma de evitar los controles de divisas impuestos en ese momento por el gobierno. El mercado de swaps se lanzó de manera más formal en 1981, en una transacción en la que el Banco Mundial buscaba reducir su exposición a las tasas de interés tomando prestados dólares en el mercado estadounidense y cambiándolos por obligaciones de deuda en francos suizos y marcos alemanes.[2]

Diferencias entre swaps de divisas cruzadas y swaps de divisas

Entre los tipos de swaps, el Banco de Pagos Internacionales (o BIS) distingue los "swaps de divisas cruzadas" de los "swaps de divisas". A diferencia de un swap de divisas cruzadas, en un swap de divisas no hay intercambios de interés durante la vigencia del contrato y se intercambia una cantidad diferente de fondos al final del contrato.

Dada la naturaleza de cada uno, los swaps de divisas se utilizan comúnmente para compensar tanto el riesgo de tipo de cambio como de interés.

Las instituciones financieras y las corporaciones multinacionales utilizan con frecuencia los swaps de divisas cruzadas para financiar inversiones en moneda extranjera, y su duración puede variar desde un año hasta 30 años. Los intercambios de divisas suelen ser utilizados por exportadores e importadores e inversores institucionales que buscan cubrir sus posiciones y puede variar de un día a un año o más.[3]

Según la encuesta trienal del Banco Central de 2013 del BPI, los swaps de divisas fueron los instrumentos de cambio de divisas más negociados, con más de 2,2 billones de dólares estadounidenses diarios, o alrededor del 42% de las transacciones relacionadas con divisas. Por lo contrario, la negociación de swaps de divisas cruzadas ascendió a un promedio diario de 54.000 millones de dólares EE.UU.[4]

Divulgación

Cualquier opinión, noticia, estudio, análisis, precio, otra información o enlaces hacia páginas web de terceros en la presente página web se proveen "Tal Como Están" en su función de comentario general de mercado y no constituyen una asesoría de inversiones. El comentario de mercado no está preparado conforme a requisitos legales designados a promover la independencia de los estudios de inversiones y por lo tanto, no está sujeto a ningún tipo de prohibición de las operaciones antes de la difusión. Aunque este comentario no fue elaborado por una fuente independiente, FXCM sigue todos los pasos necesarios para eliminar o prevenir cualquier conflicto de intereses generado por la elaboración y la difusión de esta comunicación. Los empleados de FXCM se comprometen a actuar en el mejor interés de los clientes y a representar sus puntos de vista sin confundir, engañar o impactar de cualquier otro modo la capacidad de los clientes a tomar unas decisiones de inversión informadas. Para más información sobre los compromisos internos organizacionales y administrativos de FXCM para la prevención de conflictos, por favor refiérase a la Política de Gestión de Conflictos de la Compañía. Por favor asegúrese de leer y entender nuestro Aviso Legal completo y provisión de responsabilidad referentes a la información precedente que se pueden encontrar aquí.

Aviso de Riesgo: Nuestros servicios incluyen productos que se operan al margen y con riesgos de pérdidas por encima de los fondos depositados. Los productos pueden no ser aptos para todos los inversionistas. Por favor asegúrese de entender los riesgos involucrados.

${getInstrumentData.name} / ${getInstrumentData.ticker} /

Intercambio: ${getInstrumentData.exchange}

${getInstrumentData.bid} ${getInstrumentData.divCcy} ${getInstrumentData.priceChange} (${getInstrumentData.percentChange}%) ${getInstrumentData.priceChange} (${getInstrumentData.percentChange}%)